Infografías: El arte de explicar lo inexplicable

Explicar procesos complejos de manera simple y resumida, y lograr que a la audiencia le quede claro el mensaje y con una mirada sea capaz de asimilar datos y argumentos, es el sueño de todo profesional. Por ello, las infografías están a la orden del día, ya que son una manera práctica de explicar ideas complejas en imágenes simples; son útiles en todos los campos del saber, y son convenientes para todos los profesionales que busquen expresarse de manera clara. 

A través de una infografía.

Puede llegar mejor al cliente, se pueden comunicar resultados a los superiores, mostrar panoramas a las juntas directivas, explicar un procedimiento a un paciente, convencer a la audiencia o incluso educarla en temas intrincados: cualquier historia se vuelve más entendible si se la explica visualmente. 

Pero para hacerlo, no es necesario ser diseñador gráfico. Todos los profesionales pueden contar su mensaje de manera gráfica, y para ello solo necesitan aprender a conceptualizar sus ideas y plasmarlas en una imagen. 

facilita la tarea.

existen programas online que permiten crear infografías con patrones previamente establecidos, también pueden conseguirse un sinnúmero de plantillas de descarga gratuita que se utilizan como modelo a completar personalizando el texto. Éstas no requieren de mayores conocimientos en diseño puesto que los componentes visuales de la presentación ya se encuentran organizados. 

Sin embargo, incluso utilizando estas plantillas pre-armadas es necesario estructurar las ideas y el mensaje de manera gráfica, y esto es tarea exclusiva de quien comunica el mensaje. Lograr que un mensaje se convierta en un esquema sencillo y de rápida comprensión es, tal vez, el punto más crítico a la hora de construir una infografía. 

Aprender a comunicarte a través  gráficas y multimedia puede convertirse ahora en una tarea sencilla. Para lograrlo, EL TIEMPO abre las inscripciones a su Curso de Creación de Infografías, un curso práctico destinado a profundizar en la estructuración de conceptos, a desarrollar mapas conceptuales o cartográficos, a ordenar los elementos visuales en gráficas estáticas o interactivas, y a adaptar las diferentes presentaciones a los distintos medios y redes sociales. 

Aquellos que ya utilizan infografías en su día a día aprenderán a perfeccionar su técnica y a potencializar cada uno de sus mensajes. Aquellos que aún no dominan el arte de la representación gráfica lograrán comunicar claramente un concepto o transmitir comunicación de manera veraz para alcanzar un acercamiento más eficiente con sus interlocutores, sean estos clientes, jefes, inversionistas, pacientes o familiares, ya que, a través de la práctica, cualquier profesional puede adquirir la habilidad de hacerse entender e impactar ante su interlocutor. 

El curso no requiere de conocimientos previos y los cupos son limitados para lograr que todos los asistentes aprendan los secretos para comunicarse con material visual más eficientemente. 

Inscríbete aquí y aprovecha esta oportunidad de potencializar tus mensajes.

X