El arte de escribir sobre comida

Cursos EL TIEMPO periodismo gastronómico

En una época llena de likes y “pulgares arriba”, es fácil caer en la subjetividad y en el “me gusta”, en contar a los demás sobre nosotros mismos cuando, en realidad, deberíamos hablarles a ellos.

Eso es lo que está ocurriendo en el sector gastronómico:

comer es una acción que hacemos por lo menos tres veces al día y, en la era digital, las redes sociales están llenas de fotos con platos de comida, restaurantes y comentarios sobre lo “delicioso”, “recomendado” o “por mejorar” de cada uno de estos.

Sin embargo, escribir sobre temas gastronómicos implica alejarse de la subjetividad, acercar la gastronomía a las personas y guiarlas a través de la selección de platos. Las escuelas deberían enseñarnos a comer tanto como enseñan música o danza, porque la comida es “un ritual que conecta a una cultura, un patrimonio y una historia”, como escribió el periodista Sergio del Molino.

Además, las cifras son bastante dicientes sobre los hábitos de nuestro país alrededor de la comida:

· Durante 2017 se abrieron más de 50.643 establecimientos de alojamiento y servicio de comidas, de acuerdo con un informe de Confecámaras de 2018.

· En 2016, el sector food service (restaurantes, cafeterías y panaderías) vendió $35 billones de pesos y se proyecta que sus ventas alcancen para 2021 los $38 billones de pesos, de acuerdo con Euromonitor.

· Las aplicaciones de domicilios se encuentran en el 20% de los smartphones colombianos, según el estudio ‘Tracking de Uso de Aplicaciones de Domicilios en Dispositivos Móviles’, de Brandstrat.

Los colombianos, sobre todo los de las generaciones más jóvenes, se están acostumbrando cada vez más a comer por fuera y a realizar muchas de sus actividades sociales alrededor de encuentros en bares, restaurantes, ferias gastronómicas, cafeterías, panaderías e incluso otros tipos de entretenimiento que están ofreciendo experiencias gastronómicas cada vez más desarrolladas como conciertos o idas a cine.

Sin embargo, una cosa es hacerlo como moda y otra, de una forma consciente o como actividad de placer.

Precisamente, para englobar todos los sentidos, sensaciones, texturas, sabores y olores que tienen lugar durante una sola experiencia gastronómica se encuentran los diferentes géneros periodísticos, cada uno adaptable al lenguaje de cada audiencia o plataforma.

Son los periodistas gastronómicos o quienes se formen para ello, sean periodistas, aficionados y/o amantes a la gastronomía, los llamados a educar a las personas en el arte de comer, de conocer el ecosistema gastronómico en su totalidad y de guiarlos para que tengan las mejores experiencias.

No hay que olvidar que, como dice Matías Buena, investigador y profesor de Historia de las Ideas en las universidades de Buenos Aires y Quilmes: “La comida es, ante todo, cultura cuando se produce o crea, cuando se prepara o transforma y cuando se consume o elige”.

Es por eso que EL TIEMPO presenta su Curso de Periodismo Gastronómico donde aprenderás y aplicarás los conocimientos básicos para iniciar tu camino en esta línea periodística.

No es necesario ser periodista para atreverse a reseñar y generar contenido sobre gastronomía, pero contar con las bases para generar dicho contenido, te ayudará a explotar tu talento y pasión por este tema que cada día mueve a más colombianos.

Conoce más sobre el curso de Periodismo Gastronómico AQUÍ.

Los cupos son limitados.

X